ESTRUCTURAS

ESTRUCTURAS

Fabricamos estructuras metálicas para naves industriales, almacenes, etc. Este tipo de estructuras son idóneas para la construcción gracias la versatilidad que presentan y a su coste de producción, ya que suele ser más barato que el de otro tipo de estructuras.

Nuestras estructuras se caracterizan por su Estabilidad, resistencia y rigidez; Estable para que no vuelque, resistente para que soporte fuerza sin quebrarse y rígida para que su forma no cambie al someterla a esfuerzos como su propio peso o el de las propias personas.

*Otros productos:

CHAPA DE FORJADO COLABORANTE

Forjado compuesto por dos capas y una capa de hormigón superior, en el que la propia chapa cumple una función resistente como armadura y no solo como encofrado perdido, por lo que ambos materiales colaboran estructuralmente. Habitualmente el sistema se completa con un mallazo de reparto embebido en el hormigón, con el fin de evitar la fisuración por retracción y por cambios de temperatura.

Al objeto de que ambos materiales trabajen de una manera solidaria, la chapa debe estar específicamente diseñada para este cometido, para lo que suele disponer de resaltos o embuticiones que facilitan la transmisión de tensiones entre un material y otro y evita el deslizamiento relativo entre ambos.

Fabricamos estructuras metálicas para naves industriales, almacenes, etc. Este tipo de estructuras son idóneas para la construcción gracias la versatilidad que presentan y a su coste de producción, ya que suele ser más barato que el de otro tipo de estructuras.

Nuestras estructuras se caracterizan por su Estabilidad, resistencia y rigidez; Estable para que no vuelque, resistente para que soporte fuerza sin quebrarse y rígida para que su forma no cambie al someterla a esfuerzos como su propio peso o el de las propias personas.

*Otros productos:

CHAPA DE FORJADO COLABORANTE

Forjado compuesto por dos capas y una capa de hormigón superior, en el que la propia chapa cumple una función resistente como armadura y no solo como encofrado perdido, por lo que ambos materiales colaboran estructuralmente. Habitualmente el sistema se completa con un mallazo de reparto embebido en el hormigón, con el fin de evitar la fisuración por retracción y por cambios de temperatura.

Al objeto de que ambos materiales trabajen de una manera solidaria, la chapa debe estar específicamente diseñada para este cometido, para lo que suele disponer de resaltos o embuticiones que facilitan la transmisión de tensiones entre un material y otro y evita el deslizamiento relativo entre ambos.

Quiero un presupuesto para mi proyecto.

Pedir presupuesto

Quiero un presupuesto para mi proyecto.

Pedir presupuesto